Los miedos del confinamiento: Especialmente miedo a morir desencadena sintomatología y/o manifesta.

Actualizado: feb 12

Conoce el contenido que tenemos para ti.


Ante la situación sanitaria a la que nos estamos enfrentando como humanidad, es necesario sanar PROFUNDAMENTE las heridas emocionales ocasionadas por los miedos que se han venido presentando una y otra vez y que como consecuencia han despertado nuestros miedos más profundos, desde

el miedo a morir o miedo al contagio, miedo a la enfermedad (ansiedad social), miedo a no poder respirar, miedo a que algún ser amado enferme o fallezca, miedo a salir de casa , miedo a perder el empleo, en fin, un sin número de miedos que tuvieron a lugar tras observar los noticieros, medios de comunicación, redes sociales, que nos mostraron una serie de sucesos inesperados y dramáticos en torno al tema covid desde que tuvo sus inicios en China y que posteriormente se expandió por Europa para después llegar a América, información fidedigna y certera pero también información totalmente manipulada que nos llevó a desarrollar pánico, fue como ver en cámara lenta lo que podría ocurrirnos para después vivirlo en carne propia y con los temores magnificados.

El miedo como tal es una emoción que tiene su utilidad y tiene que ver con nuestra supervivencia como especie, pero al darle poder con la mente y permitirle que habite en el día a día, suele robarnos La paz, mantenernos auto-sugestionados temiendo enfermar por lo que llega a convertirse en una obsesión y pesadilla a la vez como la ansiedad social.


Para mí como médico especialista y terapeuta en descodificación biológica es importante mencionarte que las consecuencias que tiene habitar ciertas emociones en nuestra mente sin poder expresarlas o darles solución tiene consecuencias en nuestra salud , como tal el miedo a morir a morir se manifiesta a nivel pulmonar por lo que es muy posible que aquellas personas que tengan este miedo profundo, que no lo hayan expresado o no lo reconozcan, desarrollen enfermedades pulmonares, o de otro tipo según la percepción a que haya dado a lugar todo el tema covid, por que también hay casos que temen por perder el empleo, temen por recibir visitas en su domicilio, temen perder su hogar, y asi un sinfín de temores.

Suelo ejemplificar con la guerra civil española, durante esas épocas el miedo a morir habitaba en el colectivo de la población española, tiempo más tarde cuando cesa la guerra, llega un estado de confort y relajación que trae a consecuencia la reparación biológica de los órganos afectados por el temor a morir, por lo que se presentó la epidemia de tuberculosis, que a simple vista parecería un contagio, sin embargo biológicamente la tuberculosis se traduce como la reparación del pulmón por ” miedo a morir ” .

Suelo también ejemplificar a mis pacientes lo siguiente: si no digerimos alimentos por 10 días bajaremos de peso pero no esta en peligro nuestra supervivencia, si dejamos de beber agua por algunos días entraremos en un estado de deshidratación pero sobrevivimos, más sin embargo dejar de respirar solamente 10 min si que está en `peligro nuestra vida, es por esto que el pulmón es el primer órgano que reacciona ante el temor a morir, es por esto que el cerebro emite información para “aumentar la capacidad del órgano”es decir la capacidad pulmonar, pero esto a su vez tiene manifestaciones y la tos es una de ellas y al desconocerse entramos en un círculo vicioso pues pensamos que tos es un equivalente a gravedad y esto es lo que ha llevado a muchísimas personas a un desenlace fatal .




El tercer ejemplo clásico que les manifiesto a mis pacientes es el llamado “conflicto diagnostico” (genera ansiedad, por miedo a morir) como cuando acudimos al médico y nos dan un diagnostico de CANCER , que en muchas de las ocasiones asumimos que el cáncer es altamente mortal, devastador o nos toco ver fallecer a alguien de cáncer, y de alguna manera esto genera un estrés que sobrepasa lo psicológico y nos lleva a habitar la posibilidad de morir, mas cuando el médico nos ha dado un pronóstico de pocos meses de vida, la mente acepta por completo la información y este pronóstico termina cumpliéndose, sin embargo hemos visto también cuántas personas diagnosticadas con cáncer, estando graves y en su lecho de muerte han salido adelante porque creyeron en la posibilidad de sanar, cuántas veces hemos escuchado decir a tantas personas “ voy a ganar la batalla” y se ha hecho realidad.

Del mismo modo ha ocurrido con los diagnósticos de COVID, en muchas de las ocasiones la sintomatología misma nos permite como médicos diagnosticar por clínica este padecimiento, sin embargo en otras tantas he notado que los pacientes sin tener síntomas acuden al laboratorio por el temor de haber sido contagiados y si resulta positivo entran en un estrés agudo y suelen manifestar síntomas incluso de ansiedad o ansiedad social.

He observado con detenimiento a muchos pacientes que no tenían síntoma alguno pero se realizan pruebas de laboratorio y al recibir el diagnóstico hacen de inmediato crisis de ansiedad y pánico, siendo uno de los síntomas la sensación de falta de aire que se confunde con una verdadera dificultad para respirar y estando en estas circunstancias suelen pensar que verdaderamente hay una gravedad cuando no lo es.

“Claramente recuerdo el caso de un paciente que llegó a mi consulta quien me reveló que su hermano de 35 años había fallecido el 25 de diciembre por covid, esa misma noche él empezó con un cuadro clínico manifestando tos y fiebre,al dia siguiente le fue realizada también una prueba covid y resultó negativa, en un par de horas había bajado todo el estrés y los síntomas habían desaparecido”

Este es el poder de nuestra mente que puede servirnos o también destruirnos.

Normalmente pensamos y creemos (nos da miedo) que las enfermedades son contagiosas”claro, no todas” pero la ciencia nos ha demostrado que no es así, y aunque es un NUEVO PARADIGMA difícil de asumir incluso por mi gremio médico esto es un hecho demostrado con las 5 leyes biológicas del doctor Hammer.

MUCHO TIEMPO ATRÁS Galileo Galilei, Dijo que la Tierra no era plana sino redonda, que el Sol no se movía y la Tierra daba vueltas a su alrededor. Fue tal el escándalo que desencadenó entre los sabios contemporáneos que para evitar la muerte se vio obligado a renegar de todo... ¡Extraño el destino de muchos innovadores! Hamer puede compararsele con todo derecho en el campo de la medicina.

R.G. Hamer nació en 1935, en Alemania, Se doctoró en Teología, Física y Medicina, especializándose posteriormente en psiquiatría, neurología y medicina interna. El 18 de agosto de 1978 su hijo Dirk, de diecinueve años, fue herido por un disparo de fusil mientras dormía en una barca andaba en el puerto de la isla de Cavallo, muy cerca de Córcega. Después de ciento once días de agonía, Dirk muere entre los brazos de su padre: es un trauma terrible. En los meses siguientes, a Hamer se le diagnostica un cáncer de testículos, pero, dada su formación médica, no se atreve a atribuir la enfermedad al trauma sufrido, y recibe el brutal diagnóstico del oncólogo: «¡Hamer, tiene usted un cáncer: tiene una posibilidad entre cinco de salir de ésta!»

.

Aunque enfermo, Hamer sigue trabajando en un hospital de Múnich, en la sección de ginecología, donde hay ingresados doscientos pacientes enfermos de cáncer. Día a día, Hamer les va interrogando con delicadeza y descubre que, al igual que él, todos ellos han sufrido algún grave trauma emocional en los meses previos a la aparición del tumor. Despedido por haberse atrevido a hablar de su descubrimiento en la televisión bávara, Hamer se lleva un dossier de doscientas anamnesis y prosigue sus investigaciones en otra clínica de Colonia donde hay ingresados enfermos de cáncer de pulmón. En ésta comprueba que el cáncer de pulmón no es causado por el tabaco, ya que la mitad de los enfermos no son fumadores, y se da cuenta de que existe la misma relación de causa/efecto entre el trauma emocional y el desencadenante de las enfermedades ya observadas en Munich, sólo que el trauma no es del mismo tipo que el observado en ginecología.años más tarde desarrolla las 5 leyes biológicas que abrieron un nuevo conocimiento , un nuevo paradigma que aún muchos desconocen.


Tener este conocimiento en lo personal me ha mantenido al margen de esta experiencia tan traumática que ha vivido el común de la población incluyendo a mi gremio médico, no obstante es profundamente perturbador ver como la guerra que se esta suscitando es a nivel de la psique, ya no hay más campos de batallas ni guerras entre las poblaciones, únicamente el juego perturbador está a nivel de nuestra mente, nos bombardean con un sinfín de noticias, nos intrigan las dudas y muchas veces no sabemos ni qué hacer cuando vivimos la desgarradora experiencia de tener covid o que alguien de la familia lo padezca o peor aún si ha fallecido (ansiedad, miedo a morir, miedo a perder a alguien). Necesitamos tomar las riendas de nuestra mente para PROHIBIR la entrada a toda información que nos perturbe (nos genere miedo, panico o ansiedad hacia la muerte), nada bueno puede venir del miedo, pues el miedo proviene del ego, y el miedo es el opuesto al amor dice el libro UCDM. Necesitamos entonces fundar un nuevo espacio en nuestra mente donde podamos renovar la paz, dicen que la vida jamas volverá a ser como antes del 2020, yo creo que podrá ser mejor siempre y cuando habitemos esa posibilidad.

UNA MENTE LLENA DE MIEDO SE TRADUCE EN UN HUMANO INFELIZ

La paz, la felicidad, la armonía provienen de nuestro interior y jamas lo encontraremos fuera de nosotros dice el libro UCDM

No vivimos para sobrevivir, vivimos por que tenemos un propósito definido

El conocimiento os hará libres dijo Sócrates

Cuando dicen todo está en la mente definitivamente me parece profundamente acertado, y cuando somos capaces de reconocer la conciencia hemos dado un paso más aún .

Y para finalizar dice el libro UCDM PERMÍTASEME RECONOCER QUE MIS PROBLEMAS SE HAN RESUELTO.



#saludmental

#ansiedad

#coronoavirus

#cuarentena

#pandemia

#amorpropio

#covid

#covid19

#stayhome

#socialdistancing

#quedateencasa


1,755 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo